Un contracargo es un proceso que permite solucionar un desacuerdo sobre los cargos realizados a una tarjeta de crédito o debito con la finalidad de proteger al tarjetahabiente de compras no realizadas o reconocidas.

En este caso el banco emisor solicita al comercio que hizo el cargo, que presente evidencia de que el tarjetahabiente autorizó el cargo a su tarjeta.

Cuando el comercio no tiene manera de comprobar que el tarjetahabiente autorizó el cargo a su tarjeta, el banco cobra al comercio el 100% del cobro que no puede ser validado para su devolución.

¿Cómo me ayuda Kichink para protegerme de un contracargo?

En Kichink hay un equipo dedicado a proteger a tu tienda de transacciones riesgosas.

Si vemos que una compra es sospechosa nos pondremos en contacto con tu comprador para solicitarle revisión de documentos y si pasan las validaciones de autenticidad la orden se libera para que siga su ciclo de vida y tengas una venta exitosa y segura.

En caso de que tu comprador no envíe los documentos o éstos no pasen los filtros de seguridad, la orden cambiará a pago en efectivo para que tu cliente pueda hacer el pago en los más de 20 mil lugares a nivel nacional para hacerlo.

El tiempo de respuesta varía en cada situación y puede  tardar de uno a siete días.

Un tarjetahabiente puede reportar un contracargo de hasta 90 días atrás para el caso de bancos nacionales y de hasta 120 días atrás para el caso de bancos en el extranjero.

Was this article helpful?